Nuestros recubrimientos plásticos son duraderos, lavables y fáciles de instalar. No generan hongos, ni moho. Ideales para áreas donde la higiene y el fácil mantenimiento son fundamentales: justo el producto perfecto para su lavandería, cocina, baño, etc.